Tasa de rebote

¿Cómo modificar o ajustar la tasa de rebote en Google Analytics?

 

Google Analytics es una herramienta fundamental a la hora de analizar el comportamiento de los usuarios en un sitio web, siendo la tasa de rebote o bounce rate una de las métricas relevantes.

 

De manera genérica, la tasa de rebote o bounce rate, en Google Analytics viene configurada por las vistas a una sola página. Esto quiere decir, que si un usuario accede a una página con scroll infinito, y no accede a ningún otro contenido, a pesar de haber estado navegando durante 20 minutos, Google Analytics de manera predeterminada le considerara como un rebote, es decir, una visita descualificada.

 

Esto hace que la medición no sea precisa, puesto que un usuario que navega durante 20 minutos en la web, no puede ser considerado un usuario de baja calidad. Por ello en ocasiones resulta necesario ajustar la tasa de rebote a un tiempo o a una acción determinada.  Si no tuviera un parámetro de referencia, diría que entre 15 y 30 segundos, deberían considerarse como parámetro para definir si la visita ha sido o no ha sido de calidad, aunque claro, esto dependerá del tipo de contenido que se muestre, así como la complejidad del mismo.

 

Modificar o ajustar la tasa de rebote en Google Analytics vía JavaScript

 

Si queremos modificar la tasa de rebote de Google Analytics, lo primero que demos hacer es incorporar dentro de la etiqueta head y después del JS de Google Analytics el siguiente evento timeout:

 

setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’nobounce’,’más de 15 segundos’)”,15000);

 

Los 15000 pueden ser modificables, y lo ajustaremos en función del tiempo que queramos utilizar. Si quisiéramos definir el tiempo mínimo que deberían estar los usuarios para no considerarse como tráfico de baja calidad.

 

Modificar o ajustar la tasa de rebote en Google Analytics vía Google Tag Manager

 

En cambio si queremos ajustar la tasa de rebote de Google Analytics vía Google Tag Manager, lo primero que debemos hacer es implementar Google Tag Manager en nuestra página o blog. Una vez hecho tendremos que crearnos la etiqueta de Google Analytics y ejecutarla en todas las páginas.

 

Ya creada la etiqueta, debemos crear el trigger, o la regla de cuando se ejecutará nuestro evento. Por ello creamos un evento “timer”, que básicamente se ejecutara cada 3.000 milisegundos, es decir, cada 3 segundos en este caso. Es importante limitar el número de veces que se va a ejecutar, ya que de no ser así, cada vez que se ejecute se recopilará el evento.

 

Una vez creado el trigger, debemos crear una nueva etiqueta en Google Tag Manager, en este caso le he llamado nobounce, pero podéis llamarle como queráis. Creais el evento y lo vinculáis al trigger de los 3.000 milisegundos, de tal manera que este evento se ejecutará cuando hayan transcurrido los 3 segundos.

 

Comprobar la implementación del evento

 

Recuerda que para poder comprobar la implementación deberás utilizar el Tag Assistant de Google, o el Dataslayer si estás trabajando con Google Tag Manager.

 

Espero que este tutorial te haya sido de ayuda. Si tienes alguna duda deja un comentario que te responderé lo más rápido posible, y si te ha gustado no dudes en compartirlo.

Deja una respuesta

*