Actualizaciones-patrocinadas-LinkedIn

Tus actualizaciones en LinkedIn no son vistas

Es posible que te hayas percatado de que tus actualizaciones en LinkedIn no son vistas, o al menos, no están teniendo el éxito que esperabas. Quizás te hayas esforzado muchísimo es escribirla, pero no hayas recibido ni un comentario, ni un triste like… ¿Qué estará pasando? ¿Será casualidad? Ahora te explicaremos por qué razón te puede estar ocurriendo esto.

Antes que nada, aclararemos que cuando hablamos de las actualizaciones de LinkedIn, nos referimos a los artículos que se pueden subir a la red profesional de una manera parecida al famoso “¿qué está pasando?” de Facebook.

Ahora, ha llegado el momento de hablar de esos motivos por los que las actualizaciones que subes a LinkedIn no están siendo vistas.

  • El primero de los motivos por el que quizás nadie ve tus actualizaciones es porque sinceramente tu artículo no le resulta interesante a tu red de contactos. Esto es algo que aunque te pueda resultar chocante es fácil de entender. Imagina por ejemplo que eres médico, y realizas una actualización hablando sobre el último descubrimiento médico, pero la mayoría de tus contactos son antiguos compañeros del colegio o del instituto… En ese caso, es obvio que a esos contactos no le interesará lo que has publicado, por lo que no se molestarán en leerlo.
  • Es posible que tengas muy pocos contactos. Si no cuentas con cientos de contactos, es muy difícil que tus actualizaciones sean vistas, al menos de forma significativa. Por muy interesante que sean tus publicaciones, si cuentas con diez contactos, lo más probable es que ni siquiera la mitad vea tu actualización, es posible que alguno empiece a leerla, pero se aburra y lo deje… Tus contactos solo verán tu publicación si entran a la red profesional en el momento indicado, y eso es muy complicado que ocurra cuando apenas se tienen contactos. Resumiendo, necesitarás muchísimos contactos si quieres tener éxito con tus actualizaciones.
  • Quizás tus actualizaciones están siendo publicadas en un horario inoportuno. Según las estadísticas, es más fácil tener éxito con tus actualizaciones de LinkedIn si públicas a primera hora de la mañana o por la noche. Sin embargo, las publicaciones realizadas entre las 10.45 y las 16.30 horas tienen muchos menos clics. Los mejores horarios para que publiques tus actualizaciones son a las 7 y media o entre las 09:45 y las 10:30 de la mañana, a las 17:30 o después de las 19:30 de la tarde. Si publicas algo que no resulta muy interesante en un horario equivocado… Estás perdido.
  • El título puede no ser lo bastante bueno. En el caso de que el título sea muy largo, muy aburrido, o no tenga el gancho suficiente, no atraerá a nadie, por lo que nadie se molestará en leer tu publicación. Antes de publicar nada, piensa en un buen título.

Deja una respuesta

*

Next ArticleNuevas herramientas de Facebook para crear vídeos en 360 grados