email

Reenviar un email comercial a los que no suelen abrirlos

Si habitualmente envías emails comerciales, y sueles comprobar las estadísticas, probablemente habrás descubierto que hay muchísimas personas que no suelen abrir este tipo de correos. Realmente, puedes darte con un canto en los dientes si consigues que al menos el 25% de esos correos llegue a sus destinatarios. Pero, ¿a qué se debe esto?

El éxito que tendrás con los emails comerciales dependerá del sector a los que vayan dirigidos, de la calidad de la lista, del número de contactos que tengas…

Ahora bien, hay cuatro factores por los que quizás esas personas no estén abriendo los correos que le envías. Vamos a analizarlos.

  1. Los emails tienen un asunto poco atractivo. Si siempre escribes el mismo asunto en tus correos comerciales, y no consigues un gran éxito de apertura, es hora de buscar un asunto que llamé más la atención de las personas que lo reciban. Intenta crear expectativas o misterio. Algunos ejemplos de asuntos atractivos son los siguientes: “Lo que deberías saber”, “Tengo una noticia para ti”, “Lo que esperabas de nosotros”, etc.
  2. Remitente desconocido o anónimo. Algunas veces, el motivo para no abrir un email es que no conocemos el remitente. Por este motivo, es importante que siempre utilices el mismo nombre (el tuyo o el de la empresa) cuando envíes tus emails comerciales. Esto hará que la persona que reciba el correo vaya conociendo tu nombre y le cree confianza, por lo que le prestará más atención.
  3. El usuario tiene muchos emails en su bandeja de entrada. La mejor solución para este problema es no mandar los emails siempre los mismos días y las mismas horas. Ve alternando el envío de los emails, y analiza siempre el porcentaje de emails abiertos. Si haces eso conocerás qué días y horas son las más favorables.
  4. Los usuarios han cambiado de opinión: En ocasiones algunas personas se suscriben a cosas que realmente no le interesan, o que en un principio le interesaba y más tarde han cambiado de opinión. Para solventar este problema, crea listas, y separa a los usuarios por edad, sexo, gustos, interacciones, compradores y no compradores… Ahora prueba a ir enviando los emails por grupos, y sabrás quiénes prestan un mayor interés. Cuando descubras que grupo de personas son los que menos abren tus correos, quizás puedas hacer algo para volver a “conquistarlos”.

Deja una respuesta

*

Next ArticlePublicar en Linkedin o como ser blogger en una red social