Communication concept: Hand pressing a letter icon on a world map interface

¿Por qué puede fracasar el email marketing?

Si ya has realizado más de una campaña de email marketing, pero no has conseguido nunca buenos resultados, debe ser que algo está fallando. El email marketing es una de las herramientas de marketing digital más rentables, estando por encima del posicionamiento en buscadores, pero claro, para que sea rentable tiene que funcionar correctamente.

Para que estas campañas funcionen de forma correcta es necesario que contemos con cinco elementos imprescindibles. Estos elementos son los siguientes: una base de datos con contactos, el consentimiento de los destinatarios, un contenido atractivo para las personas que lo reciban, un sitio web y métricas que nos sirvan para analizar los resultados. No merece la pena seguir con estas campañas de publicidad si nos falta alguno de estos elementos, ya que así no funcionarán nunca. Además, es muy importante que antes de lanzar la campaña tengas claro dos cosas: qué objetivos buscas y qué estrategia utilizarás para conseguirlos.

Ahora, nos centraremos en cuál puede ser el problema para que la campaña de email marketing fracase.

  • Error en el envío. Es posible que tras enviar los correos electrónicos, haya un gran porcentaje de rebote, o lo que es lo mismo, que muchos de los correos que has intentado mandar te vengan de vuelta porque o bien la dirección esté más escrita, o la dirección ya no exista. En este caso, el problema estaría en la base de datos, la cual no está actualizada, o tiene direcciones incorrectas.
  • Poca tasa de apertura. Este es otro fallo muy común. Si la mayor parte de los emails que envías no son abiertos es porque el asunto de los emails no resulta atractivo. Los primeros 30 caracteres son los más importante porque son los que antes se ven. Si el principio no resulta atrayente, lo más normal es borrar el correo sin leerlo. Ten cuidado también con utilizar ciertas palabras como “Gratis”, “Haz clic”, “Oferta”… Si las utilizas, el mensaje será detectado como spam, por lo que no será abierto. Es posible usar el nombre de una persona física en lugar del de la empresa, ya que da más confianza. Si esto falla, el problema está en la persona que envía los emails, quien tiene que aprender algo sobre los asuntos.
  • Pocos click hacia el sitio web. Esto puede ocurrir por varios motivos, que son los siguientes: porque la oferta no sea lo suficientemente atractiva, porque el mensaje no es persuasivo, porque el diseño o las imágenes no resultan atrayentes o porque el botón para hacer click y llegar al sitio web no destaca lo suficiente. Si hay este fallo, quizás el responsable de los mensajes que se envían está haciendo algo más, por lo que debería repasarlo y encontrar dónde está el problema.
  • Todo va bien pero no se consiguen los objetivos. Si no has tenido problemas en los tres pasos anteriores pero al final no estás consiguiendo los objetivos, probablemente sea porque esté fallando tu sitio web. Quizás la usabilidad no es adecuada, por lo que será necesario buscar dónde está el problema.

Deja una respuesta

*

Next ArticleLo que ocurre cuando Facebook falla