Facebook y Youtube disputan por ser el número 1 en vídeos

¿Cómo consigue Facebook “robarle” millones de vídeos a Youtube?

Hace unos días Facebook anunció que había llegado a la friolera cifra de 8.000 millones de visitas al día, pero ¿Cómo ha conseguido llegar a estos números?

En mi opinión se lo podemos achacar a dos causas: a su curioso contador de vídeos vistos y al conocido fenómeno del “FREEBOOTING”.

Facebook cuenta como vídeo visto una vez que se ha reproducido durante 3 segundos. Pero debido a que son vídeos de reproducción automática basta con que te desplaces lentamente por tu página de Facebook para que se considere como una vídeo visto. Esto les sirve para aumentar el número de visualizaciones, pero ¿qué hay del engagement? Realmente en muchas ocasiones la gente no ha querido ver el vídeo, sino que se ha reproducido automáticamente en un segundo plano. Según un reciente estudio el 86% de los usuarios de Youtube no abandonan la página pasados 30 segundos, pero en el caso de Facebook vemos que esto solo sucede en el 21% de los casos. Por lo que un vídeo en Facebook podrá tener muchas más visitas que en Youtube, pero el interés que haya generado en los usuarios probablemente sea mucho menor.

Y ahora pasamos a la segunda causa por la que Facebook se ha convertido en el gigante de las visualizaciones de vídeos en los últimos meses. Hablamos del “Freebooting”, también conocido como fenómeno del robo de vídeos. La mayoría de los vídeos que vemos en Facebook han sido robados por usuarios a Youtube. Con los últimos cambios de algoritmo que hizo Facebook decidió premiar a los vídeos que estaban alojados en su site frente a los enlaces de Youtube. ¿Y esto por qué? Muy fácil todo se resume en un modelo de negocio, cuánto más tiempo pases dentro de Facebook más anuncios podrán servirte y más ingresos para ellos, mientras que si te muestran enlaces a Youtube abandonas su página y adiós a la facturación publicitaria.

¿Es ético? Obviamente no, es cierto que los vídeos se hacen virales mucho más fácilmente cuando están alojados en Facebook, pero el creador de ese vídeo no recibe ningún beneficio por su trabajo. Incluso si quiere denunciar el vídeo para que sea borrado de la plataforma de Facebook el pobre tendrá que luchar contra tediosos formularios y esperar unos cuantos días para que su petición se procese. Tiempo que Facebook utilizará para obtener todos los beneficios posibles de ese vídeo.

 

Deja una respuesta

*

Next Article¿Cómo eliminar el tráfico SPAM de tu cuenta de Google Analytics?