Irlanda-Apple-Top-830x464

Bruselas ha sancionado a Apple con una multa de 13000 millones de euros

Bruselas ha sancionado a Apple con una multa de 13000 millones de euros por haberse aprovechado de un régimen fiscal favorable en Irlanda. Por ese motivo, deberá devolverle al país ese dinero, así como los respectivos intereses.

Apple se estuvo beneficiando de estas ventajas fiscales desde el año 2003 al 2014 y eso no ha gustado en absoluto a la Comisión Europea, quien no ha permitido a Estados Unidos salirse con la suya. Ha lanzado un mensaje alto y claro a todas las empresas que intentan ahorrarse dinero fraudulentamente en Europa, y es el siguiente: En la Unión Europea no sale gratis utilizar la ingeniería fiscal. Esto es algo que ya intentaron otras empresas americanas, como son Starbucks y Fiat-Chrysler, siendo también sancionadas, aunque la multa nunca fue tan alta como en el caso de Apple.

Apple ya ha indicado que recurrirá esta decisión, pero lo más extraño es que Irlanda ha dicho que hará lo mismo. ¿Por qué un país al que han estafado no quiere que le devuelvan su dinero? Eso es algo que de momento se desconoce pero el asunto está bastante turbio.

Por un lado nos encontramos con una empresa que ha estado una década ahorrando miles de millones en impuestos gracias a un perfecto acuerdo fiscal realizado a su medida, por otro, nos encontramos con un país al que no le importa que le estafen esa enorme suma de dinero y que parece indignado porque le estén obligando a recuperarlo, y por otro, nos encontramos con un organismo al que esto no le hace nada de gracia, y quiere que el dinero vuelva a donde debería haber estado durante esos años, a Irlanda.

Bruselas ha estado casi tres años investigando este asunto y hoy mismo ha terminado su investigación, habiendo tomado una decisión que parece haber molestado a todos los implicados. Por una parte, como es obvio, ha molestado a la compañía que se ha beneficiado de estas ventajas fiscales y por otro, algo no tan obvio, ha molestado a Irlanda. El gobierno de Estados Unidos también está molesto al respecto, aunque esto es algo que no importa a la Comisión Europea, quien ha declarado que Irlanda otorgó a Apple ayudas de Estado ilegales. Por ese motivo, ha enviado un mensaje muy claro: “Han reducido artificialmente la factura fiscal de Apple y queremos enviar un mensaje claro: los Estados no pueden ofrecer ventajas fiscales a las empresas, no importa que sean grandes o pequeñas, extranjeras o europeas”.

Deja una respuesta

*

Next ArticleTwitter pagará a sus usuarios por subir vídeos